Profesionalidad y calidad en reservas de tee time

Reglamento golf: Apéndice II – Diseño de Palos

Reglamento golf: Apéndice II – Diseño de Palos

Un jugador que tiene dudas acerca de la conformidad de un palo debería consultar al R&A.
Un fabricante debería enviar al R&A una muestra del palo que ha de ser fabricado para obtener un fallo acerca de si el mismo es conforme con las Reglas. La muestra pasa a ser propiedad del R&A a los propósitos de referencia. Si un fabricante omite enviar una muestra o habiendo enviado la muestra no espera una decisión antes de fabricar y/o comercializar el palo, asume el riesgo de un fallo que indique que el palo no se ajusta a las Reglas.
Los siguientes párrafos detallan normas generales para el diseño de palos, juntamente con las especificaciones e interpretaciones. Se proporciona más información relacionada con estas reglamentaciones y su adecuada interpretación en “Una Guía de las Reglas Sobre Palos y Pelotas.”
Donde se requiera que un palo, o una parte de un palo, cumpla con una especificación de las Reglas, debe ser diseñado y fabricado con la intención de cumplir con esa especificación.
1. Palos
a. General
Un palo es un implemento diseñado para ser usado para golpear la pelota y generalmente viene en tres formas: maderas, hierros y putters distinguidos por sus formas y su intención de uso. El putter es un palo con un loft que no excede los diez grados diseñado primariamente para su uso en el putting green.
El palo no debe ser sustancialmente distinto de la tradicional y habitual forma y hechura. El palo debe estar compuesto de una vara y una cabeza y también puede tener material
agregado a la vara para posibilitar al jugador obtener una sujeción firme (ver 3 abajo). Todas las partes del palo deben estar fijas de manera que el palo sea una unidad, y no debe tener agregados externos. Se podrán hacer excepciones para agregados que no afecten el desempeño del palo.
b. Ajustabilidad
Todos los palos pueden incorporar mecanismos para ajustar el peso. Otras formas de ajustabilidad pueden también permitirse luego de una evaluación por el R&A. Los siguientes requisitos se aplican para todos los métodos de ajuste permitidos.
(i) el ajuste no puede efectuarse fácilmente;
(ii) todas las partes ajustables están fijas firmemente y no hay posibilidad razonable que se aflojen durante una vuelta;
(iii) todas las configuraciones de ajuste cumplen con las Reglas.
Durante una vuelta estipulada, las características no deben ser cambiadas a propósito por medio de ajustes o por cualquier otro medio (ver Regla 4-2a).
c. Longitud
El largo total del palo debe ser de por lo menos de 18 pulgadas (0,457 mts.) y, excepto en los putters, no debe exceder las 48 pulgadas (1,219 mts.) .

Para maderas y hierros la medida de la longitud se realiza con el palo acostado en un plano horizontal y la base se coloca sobre un plano a 60 grados como se muestra en el Fig. 1. La longitud se define como la distancia desde el punto de intersección entre los dos planos hasta el tope del grip. Para putters, la medida del largo es tomada desde el tope del grip y a lo largo del eje de la vara o en una extensión en línea recta desde allí hasta la base del palo.
Para putters, la medida de la longitud se toma desde el extremo del grip a lo largo del eje de la vara, o en una extensión en línea recta de ella, hasta la base del palo.
d. Alineación
Cuando el palo está en su posición normal de apoyo, la alineación de la vara será tal que:
(i) la proyección de la parte recta de la vara sobre el plano vertical a través de la punta y el taco divergirá de la vertical por lo menos 10 grados (ver Fig. II). Si el diseño general del palo es tal que el jugador puede utilizarlo eficientemente en una posición vertical o cercana a la vertical, puede requerirse que la vara difiera en este plano respecto a la vertical hasta en 25 grados;
(ii) la proyección de la parte recta de la vara sobre el plano vertical, a lo largo de la pretendida línea de juego, no debe divergir de la vertical en más de 20 grados hacia delante o 10 grados hacia atrás (ver Fig. III).
Excepto para los putters, toda la porción del taco del palo debe estar comprendida dentro de 0,625 pulgadas (15,88 mm) del plano conteniendo el eje de la parte recta de la vara y la pretendida (horizontal) línea de juego (ver Fig. IV).
2. Vara
a. Rectitud
La vara debe ser recta desde el tope del grip hasta un punto no más allá de 5 pulgadas (127 mm) por encima de la base, medida tomada desde el punto donde la vara deja de ser recta a lo largo del eje de la curvatura de la vara y el cuello o boquilla (ver Fig. V)
b. Propiedades de Flexión y Torsión
En cualquier punto a lo largo, la vara debe:
(i) flexionarse de tal forma que la deflexión sea la misma independientemente de como se haga girar la vara alrededor de su eje longitudinal; y
(ii) torsionarse el mismo ángulo en ambos sentidos.
c. Aditamento en la Cabeza del Palo
La vara debe estar sujeta a la cabeza del palo en el taco, ya sea directamente o a través de un solo y simple cuello y/o boquilla. La longitud desde el extremo del cuello y/o boquilla a la base del palo no debe exceder de 5 pulgadas (127 mm), medida
a lo largo del eje de y siguiendo cualquier curvatura en el cuello y/o boquilla (ver Fig. VI).
Excepción para Putters: La vara el cuello o boquilla de un putter podrán fijarse en cualquier punto de la cabeza.
3. Grip (ver Fig. VII)
El grip consiste en material agregado a la vara para permitirle al jugador obtener una sujeción firme. El grip debe estar fijo a la vara ser derecho y sencillo en su forma, debe extenderse hasta el extremo de la vara y no debe ser moldeado para cualquier parte de las manos. Si no se agrega material, esa parte de la vara diseñada para que el jugador la sujete debe ser considerado grip.
(i) Para los palos que no sean putters, el grip deberá ser circular en su corte transversal, excepto que se podrá incorporar a todo su largo una nervadura continua, recta y ligeramente sobresaliente, y una espiral ligeramente dentada es permitida sobre un grip arrollado o la réplica de uno.
(ii) El grip de un putter podrá tener un corte transversal no circular siempre que el corte transversal carezca de concavidad, sea simétrico y se mantenga generalmente similar a lo largo de todo el grip (ver Inciso (v) a continuación).
(iii) El grip puede tener una forma cónica pero no debe tener ningún saliente o entalladura. Las dimensiones del corte transversal en cualquier dirección no debe exceder de 1,75 pulgadas (44.45 mm).
(iv) Para los palos que no sean putters, el eje del grip debe coincidir con el eje de la vara.
(v) Un putter puede tener dos grips siempre que cada uno sea circular en su corte transversal y el eje de cada uno coincida con el eje de la vara, y tengan una separación no menor a de 1,5 pulgadas (38,1 mm).
4. La Cabeza del Palo
a. Sencilla en su Forma
La cabeza del palo debe ser sencilla en su forma. Todas las partes deben ser rígidas, estructurales en su naturaleza y funcionales. La cabeza del palo o sus partes no deben ser diseñadas para parecerse a cualquier otro objeto. No resulta práctico el definir sencilla en su forma precisa y comprensiblemente. Sin embargo, aditamentos que se consideran que quebrantan esta exigencia, y por consiguiente no se permiten, incluyen pero no se limitan a:
(i) Todos los Palos
• agujeros a través de la cara;
• agujeros a través de la cabeza (algunas excepciones pueden darse para putters y hierros perimetrales);
• aditamentos que están con el propósito de cumplir con especificaciones de dimensión.
• aditamentos que se extienden dentro o adelante de la cara;
• aditamentos que se extienden significativamente por encima del tope de la cabeza;
• surcos dentro o guías sobre la cabeza que se extiendan hasta la cara (algunas excepciones se podrán hacer para putters); y
• dispositivos ópticos o electrónicos.
(ii) Maderas y Hierros
• todos los aditamentos listados en (i) arriba
• cavidades en el contorno del taco y/o punta de la cabeza que puedan ser vistas desde arriba;
• cavidades pronunciadas o múltiples en el contorno del dorso de la cabeza que puedan verse desde arriba;
• material transparente agregado a la cabeza con la intención de hacer conforme a un aditamento que de otra forma no estaría permitido; y
• aditamentos que se extienden más allá del contorno de la cabeza cuando se las ve desde arriba.
b. Dimensiones, Volumen y Momento de Inercia
(i) Maderas
Cuando el palo está apoyado con un ángulo de lie de 60 grados, las dimensiones de la cabeza del palo deben ser tales que:
• la distancia desde el taco hasta la punta de la cabeza del palo debe ser mayor que la distancia entre la cara y el dorso;
• la distancia entre el taco y la punta de la cabeza del palo no debe exceder las 5 pulgadas (127 mm); y
• la distancia entre la base y la corona de la cabeza del palo, incluyendo cualquier aditamento permitido, no debe exceder las 2,8 pulgadas (71,12 mm).
Estas dimensiones se miden sobre líneas horizontales entre las proyecciones verticales de los puntos más externos de:
• el taco y la punta; y
• la cara y el dorso (ver Diagrama VIII, dimensión A);
y en líneas verticales entre las proyecciones horizontales de los puntos extremos de la base y la corona (ver Fig. VIII, dimensión B). Si el punto extremo del taco no está claramente definido, se estima que debe tener 0,875 pulgadas (22,23 mm.) por encima del plano horizontal sobre el cual descansa el palo (ver Fig. VIII, dimensión C).
El volumen de la cabeza del palo no debe exceder los 460 centímetros cúbicos (28,06 pulgadas cúbicas), más una tolerancia de 10 centímetros cúbicos (0,61 pulgadas cúbicas). Cuando el palo está apoyado con un ángulo de lie de 60 grados, el componente del momento de inercia respecto a un eje vertical que pasa por el centro de gravedad de la cabeza no debe exceder los 5900g cm2 (32,259 oz in2), más una tolerancia de ensayo de 100 g cm2 (0,547 oz in2).
(ii) Hierros
Cuando la cabeza del palo está apoyada en su posición normal, la dimensión de la cabeza debe ser tal que la distancia desde el taco a la punta sea mayor que la distancia desde la cara al dorso.
(iii) Putters (ver Fig. IX)
Cuando la cabeza del palo está apoyada en su posición normal, la dimensión de la cabeza debe ser tal que:
• la distancia desde el taco a la punta sea mayor que la distancia desde la cara al dorso;
• la distancia desde el taco a la punta de la cabeza sea menor o igual a 7 pulgadas (177.8 mm.);
• la distancia desde el taco a la punta de la cara sea mayor o igual a dos tercios de la distancia de la cara al dorso;
• la distancia desde el taco a la punta de la cara sea mayor o igual a la mitad de la distancia desde el taco a la punta de la cabeza; y
• la distancia desde la base al tope de la cabeza , incluyendo cualquier aditamento permitido, sea menor o igual a 2,5 pulgadas (63,5 mm.).

Para cabezas con forma tradicional, estas dimensiones serán medidas en líneas horizontales entre las proyecciones verticales de los puntos extremos de:
• el taco y la punta de la cabeza;
• el taco y la punta de la cara; y
• la cara y el dorso;
y en líneas verticales entre las proyecciones horizontales de los puntos extremos de la base y el tope de la cabeza.
Para cabezas de forma no usual, la dimensión entre la punta y el taco puede realizarse sobre la cara.
c. Efecto Resorte y Propiedades Dinámicas
El diseño, material y/o construcción de, o cualquier tratamiento a, la cabeza del palo (que incluye la cara del palo) no debe:
(i) tener el efecto de un resorte que exceda el límite fijado para ello en el Pendulum Test Protocol en archivo del R&A; o (ii) incorporar aditamentos o tecnología incluyendo, pero no limitadas a, resortes separados
o aditamentos elásticos que tengan la intención de, o el efecto de, influenciar indebidamente el efecto resorte de la cabeza; o
(iii) influenciar indebidamente el movimiento de la pelota.
Nota: (i) arriba no se aplica para los putters.
d. Caras para golpear
La cabeza del palo tendrá sólo una cara para golpear, salvo que un putter podrá tener dos caras si sus características son iguales, y están opuestas entre sí.
5. La Cara del Palo
a. General
La cara del palo debe ser dura y rígida y no debe impartir significativamente más o menos efecto a la pelota que una cara estándar de acero (puede haber alguna excepción para los putters). Excepto para aquellas marcas listadas más abajo, la cara debe ser lisa y no debe tener ningún grado de concavidad.
b. Aspereza y Material de la Zona de Impacto
Excepto por marcas especificadas en los siguientes párrafos, la aspereza de la superficie dentro de la zona donde ha de intentarse el impacto (“zona de impacto”), no debe exceder aquella de una limpieza decorativa por chorro de arena o de fresado fino (ver Fig. X).
Toda la zona de impacto debe ser de un mismo material (se podrán hacer excepciones para los palos de madera).
c. Marcas en la Zona de Impacto
Si un palo tiene ranuras o marcas de punzón en la zona de impacto estas deben ser diseñadas y fabricadas para cumplir con las siguientes especificaciones:
(i) Ranuras
• Las ranuras no deben tener bordes filosos ni labios sobresalientes (ensayo en archivo).
• Las ranuras deben ser rectas y paralelas.
• Las ranuras deben tener una sección transversal simétrica y caras no convergentes (ver Fig. XI).

• El ancho, espaciado y sección transversal de las ranuras debe ser uniforme a través del área de impacto.
• Cualquier redondeo de los bordes de las ranuras debe ser en forma de un radio que no exceda de 0,02 pulgadas (0,508 mm.).
• El ancho de cada ranura no debe exceder de 0,035 pulgadas (0,9 mm.) utilizando el método de medición de los 30 grados en archivo del R&A.
• La distancia entre bordes de ranuras adyacentes no debe ser menor que tres veces el ancho de la ranura, y no debe ser menor que 0,075 pulgadas (1,905 mm.).
• La profundidad de cada ranura no debe exceder de 0,02 pulgadas (0,508 mm.).
(ii) Marcas de punzón
• El área de cualquier marca de punzón no debe exceder de 0,0044 pulgadas cuadradas (2,84 sq. mm2).
• La distancia entre marcas de punzón adyacentes (o entre marcas de punzón y ranuras) no debe ser menor a 0,168 pulgadas (4,27 mm.) medida entre centro y centro.
• La profundidad de cualquier marca de punzón no debe exceder de 0,04 pulgadas (1,02 mm.)
• Las marcas de punzón no deben tener bordes filosos o labios sobresalientes (ensayo en archivo).
d. Marcas Decorativas
El centro de la zona de impacto puede ser indicado por un diseño dentro de los límites de un cuadrado cuyos lados sean de 0,375 pulgadas (9,53 mm.) de longitud. Tal diseño no debe influir indebidamente en el movimiento de la pelota. Marcas decorativas se permiten fuera de la zona de impacto.
e. Marcas en Palos No Metálicos
Las especificaciones anteriores se aplican a los palos hechos de madera en los cuales la zona de impacto de la cara es de un material de dureza menor a la del metal y cuyo ángulo de loft es de 24 grados o menos, pero las marcas que puedan influir indebidamente en el movimiento de la pelota están prohibidas.
f. Marcas en las Caras de los Putters
Cualquier marca en la cara de un putter no debe tener bordes filosos o labios sobresalientes. Las especificaciones anteriores con respecto a la aspereza, material y marcas en la zona de impacto no son de aplicación.

Alquiler de coches España, Europa y el resto del mundo
 
 
 
Share